0

Pago seguro

100% garantizado

Envíos a España y Portugal

En tu casa en 48-72 horas

Gestión inmediata

Atención al cliente 9h a 20h

9 de mayo de 2019

Cultura del té en diferentes países

El té, al igual que el café, es una de las bebidas más consumidas del mundo. Muchos países lo conciben incluso como un ritual. Es una bebida que está completamente abierta a la imaginación y que permite crear variedades y diferentes formas de elaborarlo.

Enumeramos aquí los 4 países que más té consumen en el mundo y cómo conciben dicho rito.

TURQUÍA:

En Turquía beber té es una costumbre muy arraigada (más que el consumo de café). De hecho el té que consumen lo producen a orillas del Mar Negro. Supone un ritual de bienvenida, es una forma de comunicarse y relacionarse. Se consume en casa, en el trabajo y en cualquier otra parte y con cualquier propósito.

Por otro lado, no beben el té en una taza o vaso cualquiera. Tienen vasos específicos, preparados y diseñados para el consumo de esta famosa bebida. Se trata de vasos de cristal con forma de tulipán (ver figura 1). Estos nunca se llenan hasta arriba para poder agarrarlos sin quemarte por la parte superior (la parte más ancha). Mantienen el calor, y al ser de cristal pueden apreciar la intensidad del té y asegurarse de que tiene la intensidad correcta.

FIGURA 1: photo from Unsplash by Vance Osterhout

CHINA:

En china la costumbre de tomar té es milenaria. Durante siglos y siglos el té ha sido algo habitual en la cultura y tradición china. Como bebida indispensable en su día a día acostumbran a servir té a los invitados o visitantes. En los restaurantes el té es lo primero y último que se sirve (al empezar y acabar la comida). En el trabajo también es habitual que los trabajadores dispongan de té para tomar a lo largo del día.

Cada zona del país tienen sus particularidades y la preparación puede variar mucho. El té verde, rojo, blanco y azul (té oolong) son los más consumidos, aunque podemos encontrar tés de todo tipo a lo largo del país.

El té suele servirse en vasos de cristal, pequeños y sin asa (ver figura 2). Al igual que en Turquía, que se sirva en una taza de cristal facilita el saber si la intensidad del té es la correcta. Aunque en China también acostumbran a tomarlo en otro tipo de recipientes de porcelana u otros materiales.

FIGURA 2: photo from Unsplash by 五玄土 ORIENTO

INDIA:

India actualmente es la mayor productora y uno de los países que más té consumen del mundo. India se unió a la geografía del té cuando los ingleses difundieron el cultivo en la que entonces era su principal colonia. Con los años la costumbre ha ido creciendo y convirtiéndose en una tradición.

La región de Assam es la mayor región productora del país y es famosa por la producción de té negro. Assam es de donde proviene el té Royal T-Stick.

Es un país en el que beben té como si fuese agua, a todas horas del día. Y es la bebida habitual que se sirve a los invitados. El té más típico es el masala chai, un té negro con especias variadas, entre las que se encuentran; la pimienta, el cardamomo, la canela, el jengibre, entre otros. Son tés normalmente fuertes y muy aromáticos.

La costumbre en India es servir el té en tazas de barro sin asa. (ver figura 3).

FIGURA 3: photo from pixabay by Shantanu Kashyap

RUSIA:

En Rusia se popularizó el consumo de té en el siglo XVII y se utilizaba como remedio medicinal . A principios del siglo XIX su consumo aumentó y se convirtió en una bebida popular.

Actualmente el mercado ruso del té es uno de los más grandes, el cuarto después de China, India y Turquía. Se posiciona como el mayor importador y cuenta con una gran variedad. Tanto el té verde como el té negro se toman sin leche, en vasos que suelen tener un asa de metal (figura 4). Antes de sorber el té, los rusos se ponen en la boca un terrón de azúcar o una cucharada de mermelada.

En el siglo XVIII se popularizó el samovar, un antiguo calentador utilizado por los mongoles.  Consiste en un recipiente de cobre u otro metal con una llave en su parte inferior para servir el agua y una concavidad en la parte superior donde se puede colocar la tetera; el agua se calienta mediante un infiernillo o una resistencia eléctrica. Actualmente se considera el típico accesorio utilizado en los hogares rusos para elaborar el té. 

Cada país tiene sus costumbres a la hora de disfrutar de esta bebida milenaria. Lo que está claro es que se elabore como se elabore y se sirva donde se sirva, el té es una bebida internacional que nos hace, de alguna manera, estar conectados.

¡Compártelo!